Filiación

El trámite que se realiza para la obtención del Certificado de filiación es un procedimiento que se puede realizar de forma presencial en cualquiera de las oficinas del registro civil, e inclusive puede ser realizado de manera online.

Si tienes preguntas como: ¿Cómo se determina la filiación? O ¿Cuáles son los derechos y obligaciones que proceden de la filiación? En este post se le dará respuesta a estas y otras interrogantes que puedan surgir acerca del Certificado de Filiación.

¿Qué es la filiación?

En el ámbito constitucional, esta se refiere al vínculo o parentesco entre el hijo y su progenitor. Esto solo en sentido de un estado civil, del cual derivan ciertos derechos y obligaciones que se encuentran entre las normas de protección a la familia.

¿Para qué es necesario el Certificado de Filiación?

Este es primordial para gestionar documentos como: el Documento Nacional de Identidad, la credencial de manejo y el pasaporte. Incluso, el acta de nacimiento y la carta de bautismo forman parte de los documentos de filiación.

El documento de filiación forma un vínculo entre la persona y la comunidad donde nace y reside. De manera más clara, finge como registro de nacimiento, el cual acredita la nacionalidad de la persona.

¿Cuáles son los tipos de filiación?

El artículo 108 del Código Civil (CC) establece que la filiación puede darse:

  • Por naturaleza: En este caso, se diferencia entre la filiación matrimonial y la no matrimonial.
  • Por adopción.

La filiación por naturaleza tiene lugar de forma matrimonial y no matrimonial. Siendo matrimonio cuando el padre y la madre están casados entre sí.

De esta forma, la filiación jurídica puede o no coincidir con la biológica. Por este motivo, cada uno de los tipos de filiación tiene el mismo desenlace. 

¿Cómo se determina la filiación?

Se determina desde el momento en el que ambos padres deciden realizar el hecho creador. como resultado, tiene efectos retroactivos. 

Tal hecho creador puede ser el nacimiento, el reconocimiento o la adopción.

La forma de reconocer la filiación

Para reconocerla o relación jurídica de padre-hijo, es necesario que se atribuya por medio de alguno de estos casos:

  • El parto, que vincula directamente a la madre con el hijo recién nacido.  
  • La sospecha de paternidad, que es más común entre los matrimonios que llevan cierto tiempo de vinculación.
  • El reconocimiento, que aplica en procesos de filiación no matrimonial, exactamente cuando son padres separados.
  • La sentencia firme, en aquellos casos en los que exista debate legal.
  • La aprobación de la adopción.
  • La posesión de estado, en casos extremos.

Acciones de filiación

Esta es la relación legal entre padres e hijos. Por ende, las acciones se entienden como los procedimientos que lograran establecer o destruir una relación entre padres e hijos.  

Las acciones pueden ser de dos maneras:

  • De reclamación: cuando se desea realizar el proceso de filiación a favor de un progenitor, que puede ser planteado por alguno de los padres o el hijo. 
  • De impugnación: cuando se pretende rechazar la relación a favor de uno de los progenitores. Esta se puede realizar de manera individual o conjunta, aunque es necesario una afirmación acreditada para no incurrir directamente en la negación.

¿Cuáles son los derechos y obligaciones que proceden de la filiación?

Apegados a la filiación, existen una serie de derechos y obligaciones que se deben acatar en beneficio del menor que será representado. 

A continuación, algunos de los derechos y obligaciones procedentes de la filiación:

Definición del nombre y los apellidos

Es un derecho determinante de la identidad de los hijos. En el registro civil y el código civil se encuentran las normas asociadas a la determinación del nombre y apellidos del menor.

¿Puede hacerse por un solo progenitor?

De manera precisa, si la filiación se realiza por parte de ambos progenitores, estos en común acuerdo podrán escoger el orden de los apellidos. 

En otro sentido, si no se realiza el acuerdo, el orden se establecerá con respecto a lo que dicta la ley. En relación, al ser mayor de edad, el hijo podrá solicitar que se realicen cambios en el orden de los apellidos.

Patria potestad

La patria potestad contiene derechos y obligaciones que se orientan en cuanto al cuidado y protección del menor

En tal caso, si los progenitores tuvieran problemas matrimoniales que involucren el divorcio, la patria potestad del menor siempre será de ambos progenitores.

Por otro lado, la custodia se le dará al progenitor que pueda cumplir con todos los derechos establecidos por la ley.

Derechos de alimentos

El padre tiene la obligación de velar por el cuidado y mantenimiento de su hijo. Por lo tanto, la filiación comprende el derecho de alimentación a favor de los hijos. 

De esta manera serán atendidos de forma debida y conforme establece la ley.

La nacionalidad

El código civil español reconoce la atribución de nacionalidad por lazo sanguíneo, lo cual implica que un hijo nacido de padres españoles, será también español. 

Por otro lado, si el menor nace en el extranjero, sigue siendo español, de la misma manera al ser hijo de padres extranjeros. Esto siempre y cuando al menos uno haya nacido en España.

Otros derechos y obligaciones de la filiación

Hasta ahora hemos hablado de los derechos más importantes que derivan directamente de la filiación. Sin embargo, existen otras consecuencias legales asociadas a este proceso.

La filiación se encuentra protegida por la legislación social, por lo cual se le otorgan al progenitor o al descendiente algunos derechos en situaciones de necesidad. De esta forma:

  • El nacimiento o adopción de un menor le da el derecho al padre de tener baja por maternidad, paternidad o adopción. Además, se permiten bajas y permisos por el cuidado de los hijos.
  • La legislación social también ofrece algunas prestaciones con respecto a la filiación. Estas son: pensión por orfandad en pro de los familiares, prestaciones no contributivas de protección familiar y las correspondientes a las bajas laborales anteriormente señaladas.