Emancipación

La emancipación es un término que se conoce desde hace algunos años, sobre todo en jóvenes que buscan libertad e independencia legal. Sin embargo, como todo trámite, se debe conocer su rango de aplicación y la factibilidad que tiene para la persona interesada.

¿Sabes bien las implicaciones de una emancipación? ¿Sabes cuáles son las causas que pueden llevar a una persona a emanciparse? En este post te explicaremos todo el proceso y lo que tienes que conocer sobre este procedimiento propio de nuestro código civil.

¿Qué es la emancipación?

La emancipación es un estado civil que permite a una persona obrar y tener acciones fuera de la patria potestad. En otras palabras, hace que se pueda tener acciones de diferentes índoles reguladas en el código civil español que antes no se podían.

Por ende, la emancipación es la liberación de la persona de la patria potestad o tutela que antes estaba sobre ella.

El fin de la patria potestad

Cómo ya hemos dicho, esto supone la extinción de la patria potestad. Además, se ve reflejada en el código civil, exactamente en el art 169.

La patria potestad también puede extinguirse por la muerte de los padres, del hijo o por la adopción de éste.

¿Cómo se consigue la emancipación en España?

En general, existen diversas formas de conseguir la emancipación de cualquier persona en territorio español. Para esto deben existir causas probables, las cuales están reflejadas en el artículo 314 del código civil.

Dado esto, puedes optar por la emancipación bajo estas condiciones:

Por mayoría de edad

En España, la mayoría de edad comienza a los 18 años cumplidos. Por ende, es causa de emancipación llegar a esa edad y contar con la capacidad de efectuar acciones judiciales y extrajudiciales a gusto.

Por sentencia judicial

Asimismo, es posible que los menores de 18, pero mayores de 16 puedan gestionar la emancipación. La aprobación de esto viene de la orden de un juez inscrito al registro civil donde el menor esté domiciliado.

Para que esto sucede se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Que los progenitores vivan separados.
  • Quien tenga la patria potestad viva con otra persona diferente del otro progenitor, incluyendo un nuevo matrimonio.
  • Alguna causa que impida el ejercicio de la potestad.
  • También se puede conceder la emancipación al menor de edad que se encuentre bajo tutela y tenga más de 16 años.

Asimismo, es posible que la autoridad judicial otorgue una habilitación de edad en beneficio del menor en caso de que lo solicite.

Concesión de parte de los responsables de la patria potestad

En sí, los padres, tutores legales o curadores que tengan la patria potestad de una persona podrán solicitar su emancipación. Para esto, el hijo debe tener más de 16 años y este debe dar su consentimiento.

Este modelo de emancipación se realiza a través de una escritura pública o ante un juez del registro. Por ende, debe ser inscrita en el registro civil y será irrevocable.

Tipos de emancipación

Una vez que se conocen las causas anteriores, se pueden establecer diferentes clases de emancipación. Estás están descritas en el código civil y son reconocidas en el territorio español.

  • Emancipación por concesión judicial
  • Por pedido del padre o de la madre.
  • Por la mayoría de edad.
  • Efectos que produce la emancipación

Para los menores de edad, entre 16 y 18 años, podrán hacer uso de su emancipación para tomar decisiones sobre su persona y sus bienes. Todo esto como si fuera mayor de edad o una persona capaz.

Por otra parte, los emancipados mayores de edad podrán hacer todas las acciones de vida civil. Aunque igual están regidas por el código correspondiente.

Limitaciones de los emancipados menores de edad

Cómo es de suponer, el código civil establece ciertas limitaciones para este tipo de emancipación. Por ello, no podrá realizar los siguientes actos sin el permiso de sus padres o tutores:

  • Tomar dinero o un préstamo del patrimonio familiar.
  • Gravar o vender bienes inmuebles.
  • Contar con establecimientos mercantiles o industriales.
  • Vender bienes de considerable valor.
  • Ser tutor de otra persona.
  • Aceptar una herencia sin procesar el beneficio de inventario.

La emancipación por matrimonio

En España, la mayoría de las emancipaciones que se gestionaban hace años se realizaban para poder contraer matrimonio siendo menores de edad. Sin embargo, si el cónyuge era mayor, bastaba con que ambos quisieran.

Hoy en día, el nuevo código civil establece que el matrimonio no es una causa legal para la emancipación. Además, este se puede celebrar solo si la persona es mayor de 16 años. 

Incluso, muchos menores aprovechaban la emancipación por matrimonio para tomar decisiones legales, las cuales podían ser respaldadas por su cónyuge. Esto es algo que se ha revocado para garantizar el pleno cumplimiento de la ley española.

¿Cómo se tramita?

Para que a una persona le concedan la emancipación tiene que constatar su estatus en Escritura pública ante un Notario. En consecuencia, queda evidenciado en el registro civil pertinente, siendo prioridad aquel en donde la persona tenga inscrito su nacimiento.

¿Se puede revocar la emancipación?

Es muy importante resaltar que la emancipación no puede ser revocada. Por ende, no tiene carácter retroactivo y se extingue toda tutela o patria potestad que había antes de ella.

La emancipación personas menores de 18

Un juez capacitado está en la facultad de aprobar la emancipación de un menor mayor a 16 años y menor a 18 en algunos casos específicos. Por ejemplo, que quien tenga su patria potestad se haya casado de nuevo o conviva con otra persona.

Asimismo, una causa de persona es que el responsable de la patria potestad tenga problemas o entorpezca su papel de tutor del menor. Por ello, muchos optan por una habilitación de edad o el matrimonio para conseguir la emancipación relativa.

Emancipación: una decisión que pensar

En resumen, estamos frente a una decisión que, hecho de manera correcta y bajo toda responsabilidad, es irreversible. 

Todo esto teniendo en cuenta que, según nuestro código civil, la emancipación por mayoría de edad es un estado civil que aporta independencia y libertad de acción. 

Para esto debes tener presente que no estarás bajo ninguna patria potestad o tutela, por lo que dejarás de depender legalmente de tus padres o tutores legales.