Habilitación de edad

Al momento de querer independizarse siendo menor, hay ciertos procedimientos que se pueden tomar para lograr esta acción. Para ello, es necesario estudiar cada alternativa, como lo es la habilitación de edad.

En España, la mayoría de edad se alcanza a los 18 años. Sin embargo, muchos jóvenes buscan la manera de conseguir los beneficios de esta edad sin tenerla propiamente. Por esto, a aquellos que cuentan con 16 años se les da la oportunidad de conseguirlos con una habilitación.

Definición de habilitación de edad

La habilitación de edad es una circunstancia legal que rompe con la incapacidad que tiene un menor para ejercer ciertos actos. Por ende, el menor habilitado tiene plena capacidad civil con sus efectos.

 ¿Cuáles son los efectos de la habilitación de edad?

En general, un menor habilitado tiene un efecto natural y especial en su propia emancipación. Esto le da plena capacidad civil para realizar trámites y acciones legales a los que estaba incapacitado por su minoría.

Características de la habilitación de edad

Cómo hemos dicho, la habilitación de edad concede al menor la capacidad de ejecutar actos judiciales y extrajudiciales. Incluso, son capaces de contraer obligaciones correspondientes a personas de 18 años, que es la mayoría de edad en España.

Además de esto, la habilitación concede y contiene estás características:

  • Los casados que tienen 18 años obtienen la habilitación de edad por ministerio y Ley.
  • Toda habilitación pone fin a la tutela que hay sobre un menor.
  • El menor que ha sido habilitado no puede hipotecar sus bienes raíces sin una autorización judicial.
  • La habilitación no se extiende o tiene poder en los derechos políticos.

Principios de la habilitación de edad

Los principios de la habilitación para menores se concentran en la autorización para darle capacidad de obrar como una persona mayor a alguien. De esta manera, el principio más fuerte de este proceso es la decisión de otorgarle al menor una voz aun cuando no sea teóricamente aceptable.

Por ende, a pesar de tener una edad inferior a la de mayoridad, por decisión de padres o un juez, se habilita al menor para obrar como una persona capaz.

¿Que se necesita para otorgar la habilitación de edad?

Para dar este beneficio legal en pro de adelantar la mayoría de edad se requiere que:

  • El menor debe tener 16 años cumplidos.
  • Que apruebe la habilitación de manera voluntaria.
  • Que se considere conveniente y capaz al menor para optar para el proceso.

¿Dónde se realiza la habilitación de edad?

La habilitación debe reflejarse en el registro civil pertinente, incluido el de tutelas. Por ende, es un proceso que debe gestionarse en el registro donde se inscribió al menor y dónde se realizan los procedimientos relativos a él.

Emancipación por habilitación De edad

Desde hace un tiempo se trata a la habilitación de edad como un tipo de emancipación propiamente dicho. Sin embargo, en este caso será un juez el que apruebe el libre accionar del menor.

En tal caso, el juez confirmará la formación sobre la aptitud del menor para emitir una escritura pública que debe inscribirse en el registro civil.

De esta forma, el menor de edad podrá emanciparse de manera adecuada y recibiendo los derechos y obligaciones a tal acción.

¿Se puede revocar la habilitación de edad?

, esta podrá revocarse judicialmente cuando se compruebe que los actos del menor son inapropiados o irresponsables. Esto puede ser solicitado por el padre, el tutor o el Ministerio de Justicia.

Actividades que puede realizar el menor sin la habilitación de edad

Para efectos generales, la mayoría de edad se alcanza a los 18 años, fecha en el que las personas pueden disfrutar de sus deberes y derechos por igual. Sin embargo, para los menores, este es un reto que desean cumplir cuanto antes, llegando incluso a la necesidad de emanciparse u optar por la habilitación de edad.

Hoy, son pocos los españoles que conocen cuáles son los alcances reales que tienen ciertas edades. Por lo tanto, es poco lo que pueden hacer si no se saben de estas.

Por ello, a continuación, te contamos las actividades jurídicas o adicionales que puedes hacer sin ser mayor de edad.

Contraer matrimonio

Los jóvenes de 16 años podrán contraer matrimonio con emancipación general. Por ende, es algo legal que puede suceder bajo alguna circunstancia.

Hacer testamento

Los mayores de 14 años podrán otorgar testamento, aunque no puede ser del tipo ológrafo, escrito y firmado. Esto se debe a que la ley no lo prohíbe expresamente.

Tener relaciones sexuales consentidas

No será una conducta jurídica punible el hecho de que un mayor de 16 años tenga relaciones sexuales consensuadas.

Emanciparse de manera voluntaria

Todo joven puede emanciparse por la mayor de edad, concesión a la patria potestad o judicial. Aunque es necesario que esté sea mayor de 16 años para proceder a la solicitud.

Ser responsable penal

Por otra parte, la responsabilidad penal puede ser aplicable a mayores de 14 y menores de 18 años. Con esto con un proceso especial, garantizado y bajo los intereses del menor.

Trabajar

Uno de los apartados del Estatuto de los Trabajadores, un menor a partir de los 16 años puede trabajar. Sin embargo, es necesario la autorización de sus padres o tutores. Además, solo podrán laborar en actos públicos.

Actos de administración

Los menores a partir de 16 años podrán prestar su consentimiento en documento público para realizar una disposición por sus padres. También pueden realizar actos de administración pública ordinaria.

Por último, pueden ser testigos, oído en juicio, acudir a conciertos, conducir vehículos determinados, etc.

¿Qué puede hacer un joven emancipado?

Un joven emancipado legalmente puede disponer de sus bienes con ciertas limitaciones hasta que alcance la mayoría de edad. Además, puede contraer matrimonio si así lo desea.

Asimismo, puede responder con su patrimonio de las obligaciones que tome o los actos ilícitos que cometa.

Por otra parte, el emancipado no puede pedir préstamos o hacer movimientos mercantiles sin la autorización de sus padres. Tampoco puede abrir negocios o vender objetos de alto valor.