Patria potestad tutela y otras representaciones

Algunos de los términos jurídicos que más llaman la atención con respecto al cuidado de los hijos son el de patria potestad, tutela y otras representaciones. Todos estos son conceptos importantes que tienen aplicaciones distintas según el caso que se plantee.

En este post explicaremos en qué consiste la patria potestad, las atribuciones que tienen los representantes, sus deberes y derechos. Así como también, se explicará de breve manera en qué consiste la guarda y custodia y cuál es su diferencia con respecto a la patria potestad.

¿Qué es la patria potestad?

Es la unión de atribuciones, deberes y derechos que tienen los progenitores sobre aquellos hijos que son dependientes de sus padres en el ámbito jurídico. 

Esta les corresponde a los progenitores que posean o no una unión matrimonial, ya que la patria potestad se sustenta en las relaciones paterno-filiales.

Deberes y derechos que rigen la patria potestad

Al poseer la patria potestad de los hijos, los padres deben cumplir con una serie de derechos y deberes que lo beneficien. Por otro lado, los hijos dependientes de la patria potestad también deben cumplir con ciertas obligaciones.

A continuación, se nombrarán los deberes que tendrán que cumplir los padres que posean la patria potestad:

  1. Velar por sus hijos: ser parte de su formación académica, personal y conductual, cuidar que estos tengan una buena alimentación y darles una buena educación.
  2. Administrar y cuidar los bienes de los hijos: los padres serán los principales administradores y representantes de cualquier tipo de bien que posea el menor.

¿De qué forma se ejerce la patria potestad?

En sí, ambos padres deben cumplir con la obligación de salvaguardar a los menores. Aunado a esto, en algunos casos la patria potestad podrá ser ejercida sólo por uno de los padres.

A continuación, se presentan los casos en los que se ejerce la patria potestad:

  1. La patria potestad será ejercida de manera que se respeten los derechos, la personalidad y la integridad de los hijos.
  2. Deberá ejercerse de manera conjunta por ambos padres.
  3. Si solo uno de los progenitores es quien ejerce la patria potestad, deberá ser decidido en mutuo acuerdo entre ambos padres.
  4. Si no existe acuerdo entre los padres acerca de la patria potestad, cualquiera podrá acudir a entidades jurídicas para que sea un juez quien tome la decisión.
  5. En caso de que los padres estén ausentes, tengan incapacidad o imposibilidad de ejercer la patria potestad, esta podrá ejercerse sólo por el otro progenitor.

En caso de que los padres vivan separados:

  • La patria potestad será ejercida por el progenitor con quien el hijo tenga más convivencia.
  • Podrá ejercerse de manera conjunta si el progenitor con el que no conviva el hijo así lo solicite.
  • Se podrá distribuir entre la madre y el padre las funciones vinculadas a la patria potestad

¿Qué acontecimientos pueden extinguir la patria potestad? 

Es probable que alguno o ambos progenitores sean privados de manera parcial o total de la patria potestad de sus hijos por incumplimiento de sus obligaciones.

Siguiendo el artículo 169 del Código Civil, alguna de las causas que extinguen la patria potestad son:

  • El fallecimiento de los padres o del hijo.
  • Por la emancipación, que confiere al menor la autoridad sobre su persona.
  • La adopción del menor.

La patria potestad podrá recuperarse si se comprueba que las causas de su privación han desaparecido.

Prórroga o rehabilitación de la patria potestad 

En caso de que los hijos sean incapacitados y lleguen a la mayoría de edad, se realizará la prórroga de la patria potestad.

En cuanto a la rehabilitación de la patria potestad, sucederá si el hijo mayor de edad, soltero, que convive con sus padres o con alguno de ellos, es declarado incapacitado.

La prórroga de la patria potestad se extingue por: 

  • La muerte de ambos padres o del hijo.
  • La adopción del hijo.
  • Si se declara el cese de la incapacidad
  • Si el incapacitado contrae matrimonio.

¿Cuál es la diferencia entre la patria potestad y la guarda y custodia?

La patria potestad y la guarda y custodia son representaciones distintas. Por una parte, la patria potestad es la representación general y la administración de los bienes del descendiente. 

La guarda y custodia se refiere a la convivencia diaria, cuidados y asistencia que se le da a los hijos menores de edad.

Por ser padre o madre del menor, se tendrá la patria potestad de este. En cambio, la guarda y custodia se le suele atribuir a uno de los padres, exceptuando los casos de custodia compartida. 

¿Qué es la tutela?

Esta es una relación que permite que una persona se haga cargo de otra legalmente. Asimismo, algunas pueden ser designadas por testamento mientras que otras son nombradas por un tribunal.

Incluso, existen tutelas que se ejercen sólo sobre los bienes y pertenencias de una persona, sin que esto la abarque a ella misma.

¿Es lo mismo la tutela que la patria potestad?

No. En general, no hay tutela cuando ya existe una patria potestad. Esta última solo la ejercen los padres sobre menores de edad. En cambio, la tutela es ejercida por personas responsables sobre una persona menor o mayor sin tener la patria potestad.

 ¿Quiénes pueden estar bajo tutela?

Según lo que estipula la ley, solo pueden estar bajo tutela aquellas personas que no pueden cuidarse a sí mismas. Por ello, se incluye:

  • Personas que no están emancipadas y tampoco están bajo la potestad de sus progenitores. 
  • Aquellos mayores de edad que tienen incapacidad o sus acciones han sido restringidas por un tribunal.

Tipos de tutela

En general, existen 3 tipos de tutelas que se pueden ejercer sobre cualquier persona, sea el caso. por ende, su aplicación es relativa considerando las características y necesidades de cada uno.

  • Por ley
  • Por testamento
  • Escritura pública.

La curatela

Esta es una institución de guarda que se designa en caso de que se necesite proteger los intereses de una persona de capacidad limitada. 

De esta manera, su finalidad es la de complementar la capacidad del menor o del incapacitado en ocasiones concretas y que estén establecidas en una sentencia. Dado esto, la diferencia entre esta y la tutela es que su aplicación es más restringida.